Heráldica

Tres escudos para una misma y rica historia:
- El primero se creó para la fundación, el segundo para el cincuentenario y el tercero en 1977.
- Tres fueron los escudos que luciera en su frente el Palacio Municipal de Necochea a lo largo del tiempo.

El primero de ellos, creado en el momento de la fundación de la ciudad. Luego para el cincuentenario de la fundación se resolvió cambiar el tradicional y surgido así un escudo modernizado y más estilizado en sus formas, pero conservando siempre el carácter y el significado de su simbología.
Pero en el año 1977, por decreto, se determinó cambiar nuevamente el escudo y se adoptó como representativo de la ciudad al escudo de armas de la familia Necochea.
Este cambio ocasionó muchas críticas y dio origen a una gran polémica.
Posteriormente, en 1983, el gobierno municipal de entonces se decidió que el municipio ostentase nuevamente el escudo adoptado en 1931

El primer escudo:
-A partir del año 1883, al pie de las actas de las sanciones de lo libros del Concejo Deliberante figuró, junto a la firma de los ediles, un sello con un escudo. Este fue el primer escudo que ostentara nuestra ciudad, creado, aprobado y usado por los fundadores. Este mismo escudo fue el que usó el Poder Ejecutivo Municipal desde su constitución.
Es un óvalo bordeado con dos líneas paralelas, una gruesa y una fina; luego otro óvalo cerrado con una línea fina.
En el corredor de estos dos óvalos puede leerse claramente la leyenda: “Concejo Deliberante de Necochea”.
Dentro del segundo óvalo, sobre un horizonte de mar, un sol naciente con trece rayos.
Al pie, el Río Quequén que luego de unos meandros (recodo y curva que forman un río) desemboca en el mar. Hacia la izquierda, un velero de dos palos. A la derecha, la costa necochense con un galpón o casilla, obras primigenias del puerto. Y sobre esa misma costa, una farola; según referencias de antiguos vecinos y anotaciones, estaba ubicado sobre los médanos entrando a puerto, a la izquierda.
Esta farola fue construida primeramente en madera con base de mampostería; luego cambio su forma siendo triangular y de hierro. Esta farola sería luego la razón por la cual se determinaría el cambio de escudo.

El escudo del cincuentenario:
En 1931 para el cincuentenario de la fundación de la ciudad, se resolvió llamar a concurso para “crear un escudo y escribir un himno”.
En cuanto al escudo se resolvió con buen criterio, honrando al pasado y respetando la historia, modernizar al primitivo, pero conservado siempre su simbología.
De este modo, dentro de un solo óvalo, se dejo el mar sobre cuyo horizonte se aprecia un sol naciente; se conservaron los médanos y se los agrupo en una suerte de cadena medanosa, en la cual quedó simbolizado el paraje conocido como Médano Blanco, lugar donde encallo “El Filántropo”, hecho este, que originó las primeras gestiones para fundar la ciudad.
A la farola primitiva se la elevó; aquella pequeña baliza de mas de 8 metros de altura “creció” y se estilizó adoptando ciertas características que la hicieron parecer un faro.

El “nuevo escudo”:
Inconsulta y sorpresivamente, el pasado fue borrado por un Decreto. El día 10 de enero de 1977 y por Ordenanza N° 1632, se resolvió cambiar el tradicional escudo que identificaba al distrito de Necochea por otro.
El cambio de escudo se oficializó a través de un comunicado emitido el día 1° de julio de 1977 por la Municipalidad de Necochea, suscrito por el entonces comisionado Alberto Vicente Percario y Secretario de Gobierno y Hacienda, Escribano Andrés Zabala (h), informando que había sido reemplazado el antiguo escudo del partido de Necochea, adoptándose ahora como representativo del distrito, el escudo heráldico de la familia de Necochea.

Las razones del cambio:
Con respecto a aquella ordenanza, en sus considerandos se expresa claramente que “el actual escudo de este partido no es representativo del mismo, por contener elementos pertenecientes a partidos vecinos”. Se dijo que “el faro que figura en el escudo de Necochea no se halla en nuestro partido, sino que corresponden al distrito de Lobería”.
Evidentemente, por desconocimiento de la historia de nuestra ciudad, se creyó que aquel faro era el faro de Quequén.
Pero vale decir que ni aquella farola del primer escudo (1883), ni el elegante “faro” de 1931 fueron los del faro de Quequén, puesto que este fue erigido recién en el año 1921.
Al mismo tiempo en su parte resolutiva manifiesta: “Adoptase para el Partido el escudo heráldico de la familia Necochea; según descripción n que del mismo, figura en el Diccionario Nobiliario de Atienza, siendo esta la siguiente: “Escudo cortado por una faja de oro, lo alto de moro, y lo bajo también de azur, con un chevron de oro, y en punta, tres montes al natural.
Este nuevo escudo fue adoptado por la municipalidad como símbolo representativo de la ciudad. Esto originó mas polémicas, las criticas mas enardecidas de este nuevo escudo, era que si el anterior (erróneamente interpretado) contenía elementos exógenos, el nuevo era menos representativo aun. La cabeza de un rey moro nada tenía que ver con nuestra ideología e idiosincrasia. Así se dejó ver en las notas de la época ( de los diarios Ecos Diarios de 13 de noviembre de 1977 y en Tribuna del Lector del 2 de diciembre de 1983), donde se expresaba el malestar de la ciudadanía por las medidas adoptadas; considerando inoportuno el cambio del emblema e inadecuada la elección de un escudo de armas como figura representativa de la ciudad, juzgando lo resuelto por la Asamblea de1813, en la cual se prohíbe “la colocación en la fachada de las casas y demás parajes públicos, de armas, jeroglíficos o distintivos de nobleza”
Pero a pesar de las críticas el nuevo escudo permaneció al frente del Palacio Municipal hasta el año 1983. Con el advenimiento de la democracia, el intendente electo por voluntad popular, Domingo José Taraborelli y su equipo decidieron tomar medidas, cambiando nuevamente el escudo heráldico, por aquel de 1931.

El escudo de armas:
El escudo de armas de la familia Necochea (según investigación del periodista local Alberto Aguinagalde) de origen vasco, es mucho más complejo que el que ostentaba el frente del Palacio Municipal a partir de 1977.
En ambos figura una cabeza de moro, símbolo que está en todos los escudos de casas nobiliarias existentes en el Valle del Roncal.
En cuanto al escudo de Necochea, en la parte superior izquierda aparece, en un cuartel la cabeza de un rey moro sobre un puente de tres arcos. A la derecha medio cuartel se halla ocupado por una Cruz de Malta situada sobre un arbola y en el otro medio un castillo.
En la parte inferior, a la izquierda aparecen tres corazones sobre un castillo en la mitad y dos lobos en la otra, bordeando a este cuartel nueve pequeñas cruces en forma de equis. A la derecha se ve una banda que en diagonal corta en dos el cuartel respectivo y en esa banda aparecen en sus extremidades sendas cabezas de dragón. Y en cada sector formado por el corte de la banda, una ostra. Finalmente, ocupando el centro del escudo, sobre fondo rojo, se puede ver claramente, un brazo en ademán de rendir la espada.

Significado de este escudo:
La cabeza del rey moro evidentemente indica que la casa solar de los Necochea es originaria del Valle del Roncal.
El castillo simboliza una fortaleza o puesto de vigilancia. En cuanto a la Cruz de Malta es eminentemente representativo de las cruzadas. Las ostras representan que la casa de los Necochea era un lugar de descanso para los peregrinos o pioneros que, en los siglos XI y XII, cruzaban en su viaje a Santiago de Compostela.
Finalmente el óvalo en el cual figura un brazo en ademan de rendir la espada. Alude a un episodio que protagonizo en el Perú el Coronel Raymundo Necochea de Iñiguez y Landa, a fines del siglo XVIII, merced al cual el rey de España Carlos IV le otorgo la gracia de incorporar este signo ya indicado al escudo de su casa nativa.

(Bibliografía: - Anuario “Diario de los 120 años de Necochea” – Ecos Diaris1881-
investigaciones del periodista Alberto Aguinagalde)


El escudo de la ciudad

Diseñado en 1911 por el ingeniero Lucio Lelli, el escudo original de la ciudad es de corte ovalado, habiéndose realizado con trazos sumamente esquemáticos en los que solo intervienen el negro sobre el blanco del campo.


Las tres cuartas partes inferiores del mismo presenta rayados verticales y se eleva en una parte central por la figura de una farola que presenta rayados verticales y se eleva en una tercera parte de su altura por sobre la altura del horizontal. Sobre el ángulo superior derecho de este aparecen tres figuras de fondo negro y “sombreado” blanco, a manera de médanos y por encima del rayado horizontal, sobre el lado izquierdo, la figura de un sol naciente, ya en el resto del campo, totalmente blanco salvo por los destellos de luz que emana de la farola. El trazado está rodeado por dos leyendas semicirculares separadas entre si por una flor esquemática de cuatro pétalos: la leyenda superior indica MUNICIPALIDAD DE NECOCHEA, y la inferior simplemente NECOCHEA.


Este escudo como la mayoría de los que ostentan la provincias y municipios argentinos, no respeta las normas de la heráldica, por lo que no podemos deducir los colores.
En 1977 fue sustituido por el escudo de armas correspondientes a la familia Necochea
.
El escudo original fue repuesto en 1984, salvando el detalle de la farola.
En la actualidad se aplican al escudo los colores de la naturaleza.

Fuentes de consulta: Material perteneciente al Archivo Histórico Municipal – Museo
Histórico Regional.